Jump to content

¿EXISTE LO QUE NO VEMOS?


Recommended Posts

¿EXISTE LO QUE NO VEMOS?

 

En mi opinión, muchas de las cosas importantes de la vida se nos escapan sin vivirlas, y a muchas de las cuestiones importantes de la vida no les dedicamos la atención que se merecen.

 

Lo que es evidente, en muchas ocasiones nos pasa desapercibido y por ello no somos capaces de modificar algunos aspectos de nuestra conciencia que serían distintos si nos diésemos cuenta de algunas cosas.

 

Conviene -por lo menos de vez en cuando-, hacerse alguna de esas grandes preguntas y esperar las respuestas, y conviene asombrarse al mirar los asuntos de un modo nuevo y verlos como antes no se nos hubiera ocurrido notarlos.

 

Por ejemplo, cuando pensamos en nosotros, nos quedamos en eso que sí controlamos mentalmente porque lo podemos ver y le llamamos cuerpo, pero hay más cosas: alma, espíritu, energía, intuición, mente, sentimientos, divinidad, virtudes... todo eso existe -o creemos o sentimos que existe- y eso también forma parte de la misma unidad que somos, que comparte lo tangible y lo invisible.

 

Así que… ¿Existe lo que no vemos?, ¿Existe lo que no tiene una ubicación que se haya podido constatar y marcar en un sitio concreto?

 

Son preguntas que van mucho más allá de una especulación intelectualoide. Tienen trasfondo y trascendencia.

 

Es más, son imprescindibles para la evolución personal y espiritual de cada persona. Una vida sin hacerse las grandes preguntas es una vida incompleta.

 

¿Cómo pueden existir cosas que realmente son indefinibles, que no sabemos ni podemos ubicar, que no tienen cuerpo o existencia física?

 

¿Existe el alma?, ¿Existe la intuición?, ¿Y la divinidad en cada uno de nosotros?

 

Parece ser que sí existen. Incluso algunos científicos han hablado de ello confirmándolo, y casi todos los filósofos coinciden en afirmar que es necesario que existan.

 

Para verificarlo personalmente es necesario sentirlo –la fe ayuda en estos casos-, o vivir una experiencia especial que se base en un hecho racionalmente “inexplicable”, o sentir “algo” que toque las fibras que no están conectadas con lo estrictamente mental y se sienten de un modo extra-ordinario –o sea, fuera de lo ordinario-.

 

Llegar a eso mismo por las explicaciones racionales es más complicado.

 

Aquí sí que son necesarios los presentimientos, los instintos, tal vez las memorias ancestrales, una cierta clarividencia, o una creencia que no admita dudas.

 

Podemos afirmar con casi total seguridad que existe todas estas cosas ya relacionadas y otras más: alma, espíritu, energía, intuición, mente, sentimientos, la divinidad…pero no nos sirven de nada sin la vivencia personal de ellas, sin que las podamos experimentar, así que conviene no creer en ellas “porque sí” sin sentirlas, y conviene aún más estar atento a las propias percepciones, a esas creencias firmes –aunque no estén razonadas- en cada una de esas cosas, desde las más evidentes a las menos notables, y que no pertenezcan a un mundo intocable sino que sean una fuente de sabiduría y de confianza en ese “algo más”.

 

La razón, en estos asuntos se convierte en una mala aliada, porque con su colaboración lo único que conseguimos es complicarnos más. Ella acepta el cuerpo, su propia capacidad de pensar –la razón que razona- y poco más.

 

Todo lo demás es intuitivo, es sentible, es emocional… no es mental.

 

Sí existen. Están ahí. Para contactar con ello solamente es necesario escapar de la mente -o quitar las prohibiciones mentales- y relajarse, dejarse ir sin miedo y sin necesidad de ataduras, contactar con esa parte que también somos nosotros -y que situamos generalmente en el interior-, y empezar a estar integrados con lo espiritual, lo invisible, el mundo de los sentimientos, y el cuerpo.

 

Es muy recomendable.

 

Te dejo con tus reflexiones…

 

 

Francisco de Sales

 

 

“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)

 

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.

 

(Más artículos en (Palabra Censurada, está prohibido el SPAM)index.php?action=forum)

Link to comment
Share on other sites

eso es esclavitud y libertad... la libertad muchos dicen que esta en la muerte... por lo menos el 100 % de la gente que se suicida lo hace para calmar el dolor.. y no para provocarse mas dolor.. el orgasmo no se ve se siente... y es sabido que es lo mejor que hay en el planeta... plus a eso nace la vida... por lo tanto.. el sexo es para lo unico que estamos en la tierra... probablemente nuestra energia sea el universo.. te imaginas un mundo sin fronteras.. donde puedes dormir en el lugar que te plazca buscar el sol todo el tiempo.. moverse por el planeta a traves de los cambios del clima.. ese es el sentido... simpatizar con una mujer y romperla arriba de un pino.. seria genial.. en los juegos se ve eso.. aunque eso es otro tipo de esclavitud....

Link to comment
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
 Share

×
×
  • Create New...