Jump to content
Sign in to follow this  
Shacolly

mis monologos cortisimos

Recommended Posts

Bueno, escribi esto bajo distintas situaciones asique queria compratiralas para que me dijeran, o mejor criticaran, qué les parece, y eso...

Saludos



···

Existe un lugar en Cartagena que solo los audaces, vagos, delincuentes y deseosos de placer conocen, un lugar rodeado de mar, un islote de roca conectado por un pequeño puente de tierra, unos escritos por aquí y por allá, la gran mayoría relacionados con parejas que fueron, que son, o que se desean, un cartel aduciendo al peligro de ir al infinito, un pasaje cubierto de basura y olor a orina, rocas, olas, brisa, avanzas un poco y te encuentras rodeado de mar, olas reventando a tu alrededor, al frente se alza un muro de agua, es algo único en su especie y pocos saben de él, la brisa te humedece, de apoco te vuelves salado, el ruido te ensordece, te recuestas y solo miras las nubes pasar, los dos mares infinitos, uno a tus pies el otro coronándote, uno ruidoso, el otro brillante, y es necesario también esperar a que suba la marea, cuando la oscuridad rodea y las estrellas aparecen, el espectáculo es único, las olas revientan tan alto que riegan toda la terraza en distintos puntos, la roca se hace peligrosa y el agua de mar te cala hasta los huesos, es necesario retroceder un tanto para no morir en la contemplación. Desde ese momento se puede ir a la terraza a mirar, jugar al más astuto contra el mar y ver si eres capaz de esquivar el mar o el es capaz de mojarte, nada más entretenido, aunque siempre existe la probabilidad de la gran ola, aquella que viene oculta pero que no alcanza a ser afectada por la resaca de la ola anterior, esta es la más monstruosa de todas, una vez vi levantarse un muro de tres metros por sobre la baranda de la terraza y a mucha gente mojarse, ni yo que estaba a una considerable distancia salí inmune a esta húmeda fuerza del viento, fue algo agradable al fin y al cabo, pero que más da, no es algo que no se pueda repetir las veces que quiera, de hecho es mejor ir en invierno cuando las olas se enajenan del mar, el estruendo es como de un relámpago, y lejos en el horizonte los dos mares se funden en uno, bueno mientras no ocurra nada de gran consideración es un espectáculo permanente.


Puto ladrón.

En un dos por tres me encontré encerrado, atrapado, sin escapatoria, lenta agonía del fin, una muerte que no se hace esperar, me mira con dicha y apetito, a mi no me atrae, su piel pálida y escuálida, su frío aliento, sus ojos hundidos de eones de años de sabiduría, sus pechos caídos, nada me atrae de ella, maldita muerte, te maldigo pero al parecer te agrado, me atraes irremediablemente con tus trucos sucios y ocultos, qué puedo hacer contra esa astucia de milenios de años de entrenamiento... realmente solo me queda caer en sus brazos helados, dejar que me bese el cuello y después me haga penetrarla, realmente no quiero eso, prefiriria la violación de un perro a un romance solitario, no me convence con sus labios rojos ni con sus uñas largas, es horrible, realmente me da asco, pero no importa lo que piense realmente voy directo a sus brazos, a ese hoyo negro primigenio, de solo pensarlo me da pavor, sería mejor matarse pero eso solo acelerara el proceso, y si me volviera gay acaso dejaría de ser atractivo para ella, me dejara caminar por otro camino que no me conduzca a sus fétidas formas, o si me cortara el pene ya no tendría que verme en la obligación de penetrarla, esa es una buena opción, sin embargo viendo como se acerca esa bala a mi cabeza creo que no podre hacer nada al respecto así que tendré que hundirme en su putrefacción de siglos, ah! que terrible haber nacido para tener que morir de esta forma, no me gustaría pasar siquiera horas con ella, pero en verdad solo me quedan segundos, aunque realmente es solo un instante.

En qué momento me morí? es una difícil pregunta, con una difícil respuesta, lo cierto es que no alcance a cortarme el pene así que he estado una infinidad teniendo sexo con aquella que es la madre del Tiempo, ella, la Muerte, la que desgasta todo, la que acaba con todo, la que invento el “no habrá un mañana para ti”, ella, la única, por la mierda! ya nada saco con quejarme, de hecho si lo miro desde otro punto de vista ni siquiera ha pasado tiempo, ya que aquel ahora no me afecta, soy inmortal, ja! Me rió de esos hipócritas seguidores de Jesús que buscan su vida eterna tan sumidos en su misera obediencia ciega, acaso no saben que ese dios hipócrita e inconsecuente salio de una uña encarnada en la Muerte, creó dolor en ella es por eso que fue purgado, maloliente e indeseado, no hayo nada mejor que dedicarse al engaño y la política, bueno en fin, creo que mi condición es mejor que la de aquellos cristianos, si, yo nada esperaba de la muerte y ahora que lo estoy solo me queda esperar que esta perra se aburra de mi para poder disfrutar de mi inmortal existencia como objeto sexual de una putrefacta divinidad de acabamiento, debí de cortarme el pene.

Ya no más! que bueno es morir, encontró a otro, y lo que fue una eternidad, realmente lo fue o solo fue un instante? Es algo que no podre responder de ninguna manera ahora, porque ya casi olvido su frío cuerpo, oh no! Me ha mirado nuevamente, tengo que huir... que alivio el otro ha muerto, se lo esta violando, ahora es mi momento de huir, pero dónde? cómo lo hago si estoy y no estoy, al fin y al cabo estoy muerto, mmm... creo que estoy cagado, mejor me quedo aquí esperando pacientemente como todo buen esclavo sexual, maldigo al puto ladrón que me disparo en la cabeza, y todo por una chaqueta de mierda, aunque ahora que tengo una percepción más completa de lo que soy me doy cuenta que puedo ver a toda la gente que existe, oh pero que placentero, mira ahí, una mujer se esta bañando, oh por ahí un viejo se esta muriendo, por allá están pariendo a gemelos, mira ahí se están casando y ahí están teniendo un buen sexo, que bello aquello, a ver, espera... esa era mi novia, qué mierda? ese es mi compadre, y lo están disfrutando, diablos, no puedo seguir viendo como se la meten, que asco... oh! ahí esta mi perro y ya esta persiguiendo gatos el muy inútil, espera esto no es posible, ese de ahí soy yo cayendo al suelo? claro, soy yo y tengo un lindo agujero en mi cabeza, y hay mucha sangre, mierda cómo es que estoy viendo mi propia muerte, esto es una estafa, no debí de haber tomado ese San Pedro, maldito y puto ladrón se la están metiendo a mi novia y no pude hacer nada!


Aquel Jardín.

Hace un tiempo que podría denominar como corto he notado que con un poco de voluntad y de terquedad puedes tener un bonito patio, unas preciosas plantas y quizás frutas, hortalizas y vegetales varios saliendo de aquel precioso jardín, sin embargo debo decir que prefiero los jardines de deleite, aquellos en que unos se hecha en el suelo y solo se dedica a contemplar el colorido aspecto de las más extrañas y raras formas en que la naturaleza nos ha bendecido, tirarme y apoyarme en un nogal alto como el cielo, gigante como mi jardín, el sol solo se trasluce a medias, me llega una leve brisa con olor a menta, mis piernas desnudas descansan sobre un mantel de tréboles, me entretengo buscando uno de cuatro hojas, oh veo hormigas las persigo y me divierto matándolas con mi dedo, qué pensaran? Dios no está castigando ha mandado su martillo devastador causador de muerte, me aburro me tiendo un poco más allá, ahí donde están las margaritas, que agradable es mi patio, descanso sobre la infinita sabiduría, no quiero moverme, para qué poner una hamaca si puedo sentir en la piel lo que ni la mejor tela puede remplazar, el sol no me quema, no me da calor, y huele a menta, lleno mis pulmones, pienso, en qué pienso da lo mismo, el verdor, el amarillo, el café, todo entremezclado, veo las rosas un poco más allá, hay una muy preciosa que se la daré a aquella mujer que tanto me hace revolcarme en mi cama de tréboles, uf qué más podría pedir, veo las abejas trabajando un poco más allá, escucho la suave brisa recorrer y acariciar cada una de las hojas de mi gigantesco nogal, un sonido único y ensordecedor, que sensación más agradable, realmente deberían hacer un poema de mi patio, una oda, quizás vaya a buscar hoja y papel y me ponga a escribir, podría plantar un pino, me trae recuerdos del sur, de las playas poco frecuentadas, del mar inquieto, de la arena amontonada, de las rocas y las sopas de lapas y caracoles de mar, y de los chanchitos de mar, que delicia, creo que tendré que plantar un pino.


La Copa.

Una vez me fume un pito y me subí a una Copa de agua, alta como de cinco pisos, con una gran prueba de destreza y valor para subir, una escalera tendida al vacío y a veces sobre el vacío, todo empieza al tratar de escalar un tubo por más de cuatro metros, colgarse como puedes de una escalera y escalar, escalar hasta aburrirte, llegas a la meta y se ve toda la ciudad, bueno casi toda porque por todos lados se ven aquellas espeluznantes construcciones de cemento de más de veinte pisos, la ciudad empieza a tomar colores amarillentos, la noche se acerca, tomo un sorbo del vino que me acompaña, miro la montaña, infinita solida, un muro de roca que rodea la ciudad, que espectáculo más bello, se torna roja, se incendia, el sol desaparece, las nubes rojas también se sienten atraídas por las montañas mayores que la llaman con susurros eróticos, las estrellas empiezan a hacer su aparición, oh pero que bello espectáculo ver la mitad del cielo negro, unas montañas rojas y las nubes que van a por ellas, estrellas reacias a ser vistas pero que caen sin solución a la retina del que mira, más allá el ultimo rayo del sol agonizante, una briza helada me recorre, apuro otro sorbo de vino, el frío es un enemigo que hay que combatir, es hora del polerón, ahora el cielo esta negro, negro como el hoyo que tiene esta copa al medio de su gran techo, las estrellas combaten contra el amarillo de la ciudad, luces de mierda, símbolo de la civilización, no puedo distinguir el gran cordón de leche, apuro otro sorbo, me paro y siento el viento tocar mi cara, le digo al otro que prenda otro pito, lo fumamos, él choca sus pensamientos con el suelo, los ensayos, los trabajos, las mujeres y quién recuerda qué otra cosa, divaga de lo que hay que hacer, de lo que deberíamos hacer y de cómo solucionar los problemas de este capitalismo fascista, creo oportuno intervenir porque demora mucho el vino y el frío se hace sentir, yo no quiero tener mucho frío, él tampoco, ahora mi compañero piensa en cómo bajar, es verdad el ha aterrizado con sus pensamientos en el suelo, yo en cambio me hecho para atrás, qué mierda importa tarde o temprano nos tendremos que preocupar de aquello, yo prefiero elevar mis pensamientos a las pobres estrellas que tratan y tratan de hacernos llegar su luz, me pregunto si en algún momento se aburrirán y preferirán dejar de darnos su luz encantadora, oh creo que me he dado cuenta de la constante expansión del universo, veo como las estrellas se separan lentamente, le digo que prenda otro pito, lo fumamos, terminamos el vino, nos recostamos hablamos de la entropía y la energía desperdiciada de las estrellas, de la inmundicia de la urbanización y lo horrible de los edificios comerciales, lo antinatural del culto al cemento, la rapidez del tiempo, del cuerpo de las mujeres de nuestra escuela, pero a pesar de todo no puedo quitar mi vista de aquellas estrellas que se separan sin parar, el universo se expande demasiado, y yo estoy encerrado entre estas montañas, cómo lo haré para conocer todo, si en cada momento todo esta más lejos...
Despierto, hace un frío de los mil demonios, mi compañero reposa apoyado en mi espalda, y tenemos nuestros polerones sobre nosotros, lo despierto, el sol ya esta saliendo, el cielo se aclarece y un nuevo día esta por nacer, escucho los autos empezando a pasar sobre el pavimento, la gente levantándose, nos levantamos a duras penas y empezamos un retorno al mundo de los mortales el descenso del mundo de las estrellas y el universo, al mundo del cemento y el capitalismo, nada agradable, estornudo, creo que he pescado un resfrío y casi me gano una muerte pavorosa con una caída nada agradable, seguimos bajando lentamente por la escalera al infierno, llegamos al tubo, nos deslizamos, saltamos una reja, hemos llegado. Caminamos un poco, vamos a un puesto de sopaipillas, compramos algunas y nos tomamos un café cada uno, luego nos devolvemos a la escuela, al edificio al costado de la Copa, debemos esperar una hora para que comiencen las clases de un idioma ya muerto en el uso, pero bello en la lectura, el infierno a comenzado nuevamente.




La amistad es una mierda.

Hace ya un tiempo que me niego a creer que no puedo tocar tu cuerpo como si fuera el de una mujer, en qué momento me volví tu amigo? por qué tenias que pensar de mi como si fuera algo así como un hermano mayor? esto apesta realmente, cuando me acerco a ti solo quiero poseer esos labios, quiero meter mi mano por debajo de tu polera y recorrer tu espalda, quiero sentir cada poro de tu cuerpo, que agradable sería poder recorrer con mis dedos toda y cada una de las células de tu piel, respirar de tu aroma y alimentarme de los manjares que nacen de ti. Pero eso al parecer no sucederá, solo debo conformarme con besos a medias, caricias sínicas, abrazos cortos, me he tenido que conformar con tus palabras llenas de amor por otra persona, acaso me importa que lo pasen bien? me interesa que hayan ido al cine? me hará feliz saber que no te aburre en la cama? solo escucho por tenerte cerca aunque la próxima vez que hables te golpeare con mi boca ahí donde nacen tus palabras, no podrás hablar y tus labios serán mios, no me importara nunca más lo que pienses de mi, ni lo que otros piensen de mi, esta infinita espera nunca podrá ser peor así que por qué no terminar con ella de inmediato y alejarte de mi lado habiendo sufrido todos mi deseos de carne? al fin y al cabo nunca seré un hombre para ti, solo seré el hueón que presta el hombro para que llores, aquel que te da un abrazo amistoso, eso ya no me interesa, ya no te quiero, solo te deseo, y una vez satisfecho mi deseo te desechare porque sé que no te intereso, solo espera la próxima vez que me hables de algún problema tuyo, mi hombro no estará, solo estará la mano desnudadora, la boca violadora, el cuerpo sudoroso y nada más, vamos, ven a llorar a mi hombro!


_____


Razón tienes, cuentos no son. Edited by Shacolly

Share this post


Link to post
Share on other sites
Me parece que lo que tu haces no son cuentos, los cuentos tienen una estructura muy bien definida: planteamiento, nudo y desenlace. Ademas es necesaria la presencia de personajes que lleven el hilo de la historia.

Lo que tu escribes se parece al flujo de conciencia o monologo interior.

Mis felicitaciones por compartirlas con nosotros.

Share this post


Link to post
Share on other sites

Create an account or sign in to comment

You need to be a member in order to leave a comment

Create an account

Sign up for a new account in our community. It's easy!

Register a new account

Sign in

Already have an account? Sign in here.

Sign In Now
Sign in to follow this  

×
×
  • Create New...