Home Entretención Cine y Televisión Hackers filtran la quinta temporada de Orange Is the New Black tras...

Hackers filtran la quinta temporada de Orange Is the New Black tras intentar extorsionar a Netflix

Orange_is_the_new_Black

Las próximas semanas van a ser interminablemente largas para Netflix, convertida en víctima de un intento fallido de extorsión que ha culminado con la filtración en Internet de la quinta temporada de la serie Orange is the New Black antes de su estreno en el mes de junio. El grupo de hackers TheDarkOverlord, que obtuvo el contenido a través de un estudio de posproducción, se ha atribuido en Twitter la autoría de los hechos.

Las alarmas saltaron públicamente este pasado viernes cuando de forma totalmente inesperada apareció el primer episodio de la premiada serie de Netflix en varios sitios de torrents. Lo cierto es que la filtración original se produjo a finales de 2016, cuando los hackers lograron acceder a los ordenadores de Larson Studios, una compañía especializada en trabajos de posproducción que había sido contratada para grabar diálogos adicionales y que ya tenía en su posesión una copia relativamente finalizada de la temporada.

Los episodios se encuentran a baja resolución y poseen algunos errores que no han sido corregidos al tratarse de una copia provisional, pero su publicación supone un importante golpe para Netflix. TheDarkOverlord publicó el siguiente mensaje en Pastebin coincidiendo con la aparición del primer episodio:

“Armados con esta información, naturalmente nos acercamos a Netflix y a otros en un intento por idear un acuerdo mutuamente beneficioso por el que nos pagan y Netflix y sus amigos no se despiertan un día para encontrarse con su duro trabajo desparramado por Internet. Nuestras propuestas no obtuvieron respuesta, por lo que han forzado nuestra mano. Nos ofendieron bastante las respuestas de nuestros objetivos (o la ausencia de las mismas).”

Según ha podido saber TorrentFreak a través del propio grupo, TheDarkOverlord intentó extorsionar a Larson Studios con un “contrato” (ver captura) mediante el cual se comprometían a no publicar la nueva temporada de la serie a cambio del pago de 50 bitcoins, equivalentes a unos 74.000 dolares aproximados,  utilizando la última relación de cambio. El grupo representó su parte en dicho documento bajo la firma de “Adolf Hitler”. En algún momento posterior (o tal vez utilizando a Larson Studios como desafortunado intermediario) Netflix se convirtió en víctima de la extorsión.

010517121954_0

TheDarkOverlord ha llegado a mostrar una copia (ininteligiblemente) firmada de este contrato a TorrentFreak, pero por algún motivo Netflix no llegó a realizar el pago al llegar a la fecha límite. TheDarkOverlord aplicó entonces un recargo por retraso, pero Netflix tampoco lo pagó. Un tiempo después el grupo decidió publicar la nueva temporada.

De acuerdo con un portavoz de TheDarkOverlord, su motivación no es otra que “la avaricia por el dinero de Internet”. Su ansia no acaba aquí. Según ha podido saber el sitio especializado en seguridad informática DataBreaches a través del propio grupo, las cadenas y estudios estadounidenses ABC, CBS, IFC, NBC, Fox y E! también se encuentran en su punto de mira. Aparentemente TheDarkOverlord habría obtenido un gran volumen de nuevas temporadas y películas que se estrenarán este año, y TheDarkOverlord ha llegado a proporcionar una captura de XXX Return of Xander Cage como prueba.

Aunque TheDarkOverlord no es un nombre particularmente conocido, la filtración de Orange is the New Black ha servido para arrojar algo de luz sobre las fechorías de este grupo especializado en extorsionar a empresas. Su modus operandi suele ser el mismo: los hackers logran acceder a documentación interna (como el historial médico de varios atletas profesionales almacenada en una clínica de rehabilitación estadounidense o información de I+D de un fabricante de adhesivos), para después exigir el pago de una cantidad importante de dinero en bitcoins a cambio de no divulgar dicho contenido.

Es difícil saber con cuántas firmas les ha funcionado esta táctica, pero se sabe que varias de sus víctimas prefirieron acudir a las autoridades antes que ceder ante sus extorsionadores. El caso concreto de Netflix y Orange is the New Black ya se encuentra en manos de la policía.
Fuente: TorrentFreak

Agregar un comentario